Asiento reservado

Asiento reservado

Anuncios

Iconos: 0

Así es ahora mi escritorio Mac. Me pregunto cómo será en un par de meses. Igual, me temo.

Mi escritorio Mac

Austero, me temo. El Dock está oculto por defecto porque, como puede verse, lo tengo vacío. He hecho esta captura cual borrego, siguiendo la estela de SopMacsl que, a su vez, sigue la de Lord Zoltan.

Actualización: cambio de fondo de escritorio. El nuevo está tomado de InterfaceLIFT. Visto en el blog de Lord Zoltan.

Chicago de noche

(Mi primer) [Recibido] The Second Coming of Steve Jobs

The Second Coming of Steve Jobs.

¡Qué emoción, cada vez estoy más cerca de convertirme en un bloquero de pro! Pedro Jorge me ha regalado este libro, uno de los que estaba en mi lista de los deseos (¡gracias!):
The Second Coming of Steve Jobs
Cualquier otro libro con un título como “El segundo advenimiento de Cristo Steve Jobs” podría resultar pretencioso, pero éste se queda corto. Steve Jobs (el personaje, no la persona) es excesivo en todos sus aspectos, perfeccionista hasta la médula y sí, un genio.

En The Second Coming… Alan Deutschman describe el vía crucis sufrido por un Steve Jobs caído, desde su aventura en NeXT hasta su vuelta a Apple, pasando por Pixar. Toda una aventura, también atractiva para los interesados en el mundo del higadillo.

Ah, sí, casi se me olvida, hay que poner una cita. Me voy a quedar con lo mal que lo estaban pasando en NeXT debido a los problemas que tuvieron durante el desarrollo del primer prototipo:

His people felt the worsening stress. When Steve took them to a resort for another “off-site” retreat, he put a transparency on the overhead projector. It was a list of the problems they faced. At the top, Steve had written “Deep Shit”. That wasn’t all. He removed the transparency and replaced it with another one: “Ankle Deep Shit”.

Cuanto más leo sobre el personaje Steve Jobs menos creo en el karma.

Posible retraso

Mi portátil tarda en llegar.

Llevo tres semanas esperando con impaciencia la llegada de mi nuevo portátil. No es que hayan tardado todo ese tiempo en enviarlo, ya os contaré con detalle. El caso es que la agencia de transporte proporciona, como muchas otras, una página para hacer el seguimiento del pedido. El portátil salió ayer de Madrid para entrega a las 17:44. Me las prometía muy felices hasta que he vuelto a visitar la página de seguimiento y me he encontrado con esto:
Posible retraso
Debe haber otro Cáceres allí arriba.

Me da a mí que no llega hoy…

Actualización: me apropio, sin su permiso, del mensaje que me ha enviado la persona a través de la que he comprado el portátil. Viene a decir algo así:

Muy buenas.

Tú sabes perfectamente que eso de “posible” es sólo un eufemismo.

Después de ponerme en contacto con la empresa de transporte y hablar con casi todos los departamentos, la historia es la siguiente:

  1. Efectivamente, el bulto hace el camino por tierra, mar y aire de forma impecable desde el lejano Oriente hasta Madrid, y es aquí donde la cagamos.
  2. Un error informático (dicen) manda el bultito a Vigo. Como si el ordenador hubiera cogido el equipo y lo hubiera subido al camión.
  3. Tengo la pretensión de estar el lunes en la playa y hasta el jueves. Por ese motivo me preocupo por el tema.
  4. Hablo con ellos y les digo que necesito con urgencia la mercancía mañana aquí. Me dicen que no me preocupe, que el lunes sin falta me la entregan. No han entendido el concepto de urgencia.
  5. Les digo que lo quiero mañana y corriendo me hacen saber que sin problema, pero que debo llamar a otro departamento.
  6. En el nuevo departamento me dicen que se puede entregar mañana en Cáceres en un servicio Express y me pasan una cotización que ronda los 120 euros para esa entrega.
  7. Me da la risa: pagar 120 euros como castigo a que me entreguen con dos días de retraso.
  8. Me dicen que no me preocupe, que me ponga en contacto después con otro departamento para contar el tema y solucionar la devolución de ese importe.
  9. Bueno, en realidad hay muchos más puntos, pero me los salto y te digo lo que he decidido.
  10. Me voy a poner de nuevo en contacto con ellos para cambiar la dirección de entrega. De forma que el lunes te entreguen en tu domicilio el portátil viajero.
  11. Si te parece bien, dame tu dirección y arreglo el tema.
  12. ¿OK?

Pues de acuerdo. Espero no tener que actualizar más esta entrada y que el lunes os pueda enseñar mi nuevo portátil.