Iconos: 0

Así es ahora mi escritorio Mac. Me pregunto cómo será en un par de meses. Igual, me temo.

Anuncios

Mi escritorio Mac

Austero, me temo. El Dock está oculto por defecto porque, como puede verse, lo tengo vacío. He hecho esta captura cual borrego, siguiendo la estela de SopMacsl que, a su vez, sigue la de Lord Zoltan.

Actualización: cambio de fondo de escritorio. El nuevo está tomado de InterfaceLIFT. Visto en el blog de Lord Zoltan.

Chicago de noche

6 comentarios en “Iconos: 0”

  1. Es gracioso. Precisamente con ellos, si mal no recuerdo, tuve una conversación en Twitter sobre mi impresión de que tener un escritorio “limpio” es una señal de que no se tiene suficiente trabajo.

    Mi opinión no viene realmente por los iconos o no sino por el desperdicio. Desperdiciar una superficie tan accessible es darle bofetadas a Fitts por todos lados. Especialmente cuando ningún “lanzador” puede ofrecer la misma capacidad de distribución espacial que ofrece el escritorio y sus carpetas.

    Esta misma discusión la he tenido con un amigo durante años y mi opinión siempre ha sido la misma. Lamentablemente me parece que la gente piensa que “ser minimalista” es algo que debe tener un efecto en su escritorio “virtual” en el que, por mucho que se discuta, me parece siempre una “pose” por una sencilla razón: Los iconos son tapados por las ventanas de las aplicaciones. Si no tienes ventanas abiertas entonces “qué estás haciendo?” y si si las tienes en qué molesta tener acceso a herramientas de trabajo?

    Por supuesto, lo podemos hablar. Aún así me remito a un experimento práctico que hizo uno de ChiatDay, grabando el aspecto de su escritorio día con día durante un año. Queda claro que el escritorio es parte integral de su trabajo sin dejar de ser estéticamente agradable y, de paso, que no hay un reemplazo fácil para lo que lo utiliza excepto, si acaso, utilizar docenas de ventanas:

    Y no, no es equivalente a tener el escritorio “físico” limpio. En un escritorio físico desordenado no puedes trabajar, en uno electrónico si.

  2. Me parece muy razonable todo lo que dices. Muy interesante y hasta divertido.

    En mi caso particular no hay iconos sobre el escritorio porque todos los archivos con los que trabajo deben ser compartidos entre varios equipos, así que los tengo en discos externos. Podría tener accesos directos a ellos en el escritorio, pero si tengo ventanas abiertas necesitaría quitarlas pulsando alguna combinación de teclas. Me cuesta casi lo mismo pulsar una combinación distinta para acceder al Finder.

    Lo mismo pasa con los discos externos. No los tengo en el escritorio porque accedo a ellos de la misma forma. Y si no uso un icono del escritorio para mi no tiene sentido que esté ahí.

    Obviamente, hay momentos en los que el escritorio se llena de iconos: cuando estoy recibiendo archivos, antes de organizarlos en las carpetas correspondientes, o cuando estoy preparándome para enviarlos. Pero, cuando termino, todo fuera del escritorio. Mi escritorio es un elemento de trabajo temporal.

    En cuanto al Dock, está vacío porque me resulta más rápido utilizar Spotlight para ejecutar aplicaciones que buscarlas en el Dock.

    Aunque también te digo que en esto, en mi forma de utilizar un sistema operativo, no hay canon que valga: lo que hoy digo que hago dentro de unos días puede que sea falso porque, sencillamente, he probado algo distinto que me ha convencido.

  3. Es gracioso. Tenemos razones similares para comportamientos opuestos 🙂

    Yo pongo cosas en el escritorio porque están siempre a un teclazo de distancia (F11 en Expose). Pongo accesos a discos de red porque se montan automáticamente al abrirlos (los que no tengo que se monten al arrancar).

    En el dock tengo iconos por la misma razón que tengo algunas cosas en el escritorio: Porque yo, sin drag and drop, no puedo vivir. Esto incluye entre aplicaciones (click, drag, cmd-tab o expose, drop) como contra iconos y carpetas del escritorio y del dock. Spotlight no me permite hacer drag and drop.

    Algo es cierto: No hay una forma de trabajar. Suelo comentar en estas entradas porque hace algún tiempo veo cierta satanización hacia la gente que no busca un escritorio “Zen” (no es este el caso, aclaro). Como que si tienes muchos iconos en tu escritorio es “malo” y si lo tienes limpito es “bueno”. Me parece que hemos extrapolado un lugar común en el mundo físico y lo usamos en el mundo virtual, donde no sólo puede que no aplique sino que puede ser hasta opuesto.

    Es como si yo, que no guardo favoritos/bookmarks, empezara a considerar a los que lo hacen como desorganizados incapaces de recordar lo que les interesa. Sería falso pero es fácil de decir.

  4. Mi escritorio, el físico, es justo lo contrario del que aparece en la captura, un caos total. Quizá el escritorio de mi Mac es un intento de ordenar la realidad. 🙂

    La lucha por un escritorio Zen no es la mía, como ya dices. Por seguir un precepto minimalista no voy a dejar de poner sobre el escritorio iconos que me ayuden a hacer mi trabajo. Por ejemplo, no utilizo arrastrar y soltar más que para mover archivos de un lado a otro, es algo que tendría que explotar más. Tiempo al tiempo.

    Me ha picado la curiosidad, ¿cómo es tu escritorio en estos momentos?

  5. Redios!!
    Lo que nunca había visto era un dock tan en pelotas como ese! LOL
    Mira a ver, si no lo usas te trae más cuenta quitarlo del inicio a que esté ahí ocupando memoria a lo tonto.

    A ver, cada cual se organiza como mejor le venga, lo del escritorio “zen” no implica necesariamente mayor orden.
    Hay gente que tiene la habitación patas arriba, pero lo encuentra todo y yo que soy un tiquismiquis a menudo pierdo cosas.

    Es solo una cuestión de comodidad, costumbres o épocas. (Yo mismo en otra época pude haber tenido 80 iconos en el escritorio sin ningún problema)

    La verdad que los lanzadores de aplicaciones también han eliminado muchos iconos eh. Simplemente dejan de hacer falta.

  6. Pues tienes razón, Randy. La tienes en que si no fuese porque luego uso el Dock para ver qué aplicaciones están en funcionamiento lo mismo lo quitaba, sí. Y en lo del orden “físico”, también. 🙂

Los comentarios están cerrados.