Adios, enrea

Dejo de utilizar el dibujo de Forges que durante tanto tiempo ha estado en estas páginas.

Anuncios

Con gran dolor de mi corazón estoy jubilando el dibujo de Forges que aparecía en estas páginas. El primer paso que ha de dar todo enrea antes de actuar es pensar (a menos que se trate de un enrea impulsivo), justo lo que estaba haciendo en la viñeta de Forges de donde lo tomé prestado:

Vaya, vaya... pensando, ¿verdad?

Sirva esta entrada para que quede constancia de que, durante un tiempo, formó parte de este blog. El fragmento que aparece a continuación se encontraba en el apartado P+F:

¿Y ese monigote que hay en tus páginas, qué es?

Es obvio que el “logotipo” utilizado en estas páginas no es de mi propiedad. Su autor es Forges y lo incluyo como un pequeño homenaje. Si los grandes directores de cine pueden copiar fragmentos de otras películas y no les pasa nada, digo yo que puedo hacer esto sin ir a la cárcel.

Ahora bien, si eres Forges (o el encargado de defender los derechos de explotación de su trabajo) y consideras que estoy atentando contra tus derechos, por favor házmelo saber y lo retiraré de inmediato. Con mucha pena, eso sí. Le tengo cariño.

Por si a alguien le interesa, el enrea está tomado de aquí. Puedes encontrar mucho más sobre Forges en su página Web.

4 comentarios en “Adios, enrea”

  1. Es una lástima. Le teníamos cariño al pequeño skinhead Rodinesco este.

    Aún así, twitter y los IMs nos han obligado a no verlo desde hace un tiempo. La transición se hace menos difícil así.

    Es gracioso como uno tiende a asociar una imagen específica aunque realmente no exista una relación.

  2. La pena es que no puedo utilizar esa imagen con libertad, sin miedo a que en algún momento me pidan que la retire. Mira que me gusta, pero qué le vamos a hacer. Y eso que se supone que, mientras no me lucre con ella ni haga daño a la imagen de Forges podría utilizarlo sin problemas.

    Los que salís perdiendo con el cambio sois vosotros, claramente. 🙂 Aunque sigo siendo el mismo, que conste.

    Por cierto, esto es casi lo primero que escribo usando mi nuevo teclado, el inalámbrico de Apple. Qué pequeño es el condenado.

  3. Si no es que estes usando la propiedad intelectual del dibujante y humorista… Si es que, encima, va a tener que pagarte por publicitarle, ¡hombre!
    No creo que a Forges le importe que uses el “basilillo” rapado. Además, se parece a ti. ¿No te habrá visto (cuando eras más esbelto) y tomó tu rostro como modelo? Sí, sí… Aquella vez que te dio por raparte.

  4. Jeje, pues tienes razón, Jorge, algún parecido había.

    Y también tienes razón en que a él no le importa. Antes de empezar a utilizar al basilillo lo primero que hice fue ponerme en contacto con él, para ver si le importaba. Fue muy amable y me dijo que, por él, no había problema. Pero que la empresa a la que había cedido los derechos de explotación de sus dibujos (no recuerdo cuál era entonces) quizá si los tuviese, en cuyo caso tendría que dejar de utilizarlo.

    Y no ha habido ningún problema. Normal, esto sólo lo vemos cuatro gatos.

    Ahora volveré a dejarme el pelo largo.

Los comentarios están cerrados.