EMI abandona el DRM

A veces, los comentarios son casi tan interesantes (o más) que las propias entradas de algunos blogs.

Anuncios

Stewie iPod AdSeguramente ya estés hasta las narices de lo mucho que se está hablando últimamente sobre la muerte del DRM en todos lados. Para los que aún no lo sepan, Apple y EMI han llegado a un acuerdo y la música de esta discográfica se venderá sin protección a través de iTunes por un poco más.

¿Es bueno o malo el DRM? Creo que depende del producto en el que se utilice. No es razonable que compre un CD y este sistema de protección me impida hacer una copia para poder escucharlo en mi ordenador, algo para lo que se supone que estoy pagando un canon. Pero sí lo es para controlar el número de veces que veo una película alquilada.

Esta pequeña conversación entre Enrique Dans y uno de sus lectores a partir de su reflexión sobre EMI, Apple y el DRM es muy ilustrativa. El lector comienza así:

Es cojonudo que no haya DRM. Seguro que lo proximo es que la matricula de los MBAs la dan gratis

A lo que Enrique contesta:

Kiki, no puedo entender tu comentario viniendo de una persona a la que asumo cierta experiencia. ¿Qué tiene que ver el DRM de la música con un MBA? Cuando compras una canción, deberías poder utilizarla como te dé la gana, sin restricciones. Es como debe ser. Es tuya. La has adquirido. Y por más veces que la reproduzca otra persona, el artista ni se despeina, ni suda, ni trabaja ni un ápice más. En un MBA cada hora de clase está curradísima, trabajadísima, yo te aseguro que me dejo mucho en cada clase tanto en el esfuerzo de impartirla como en el de preparación, es complejo, duro y no lo puede hacer cualquiera (y si no, reto a quien haga falta a dar clase a alumnos tan exigentes como los nuestros y salir sistemáticamente con una media por encima del 8 sobre 10). Ni el producto tiene DRM, ni te restringe el uso que hagas de él una vez que lo has adquirido. Simplemente, no es gratis porque no debe serlo, porque ofrecer el producto conlleva un trabajo que hay que pagar. No tiene NADA que ver.

Uno pensaría que la cosa quedaría ahí, como suele pasar. O que la respuesta del lector, si la hubiese, sería en tono ofensivo, una serie de descalificaciones e insultos. Pero no, resulta que su primer comentario era un cebo:

Estimado Enrique,

Estoy de acuerdo en que es comparar churras con merinas, pero el DRM como tal no es intrínsecamente maligno sino que gestiona unos derechos asociados a unos activos digitales. Y el problema no está en el DRM como tal sino en los derechos asociados.

El mundo de los derechos sobre la propiedad audiovisual no es un tema que se pueda gestionar de una manera simple. Por ponerte un caso hay obras cuyos derechos solamente se tienen para emisión un número determinado de veces. En líneas generales el DRM vendría a reflejar desde el punto de vista “software” la complejidad legal del mundo real de los derechos. Creo que sin DRM es muy dificil asegurar un plan de negocio de venta de activos digitales on-line a no ser que se base en la publicidad.
Otra cosa muy diferente es el tema de los estándares, de tal manera que efectivamente, el disfrute de la obra se realice por parte del que la ha adquirido sin cortapisas, es decir que no nos obliguen a usar estándares cerrados.

Lo del MBA lo he puesto como un ejemplo brutal de lo que ha pasado con esta industria. Hemos pasado de comprar discos de vinilo todos los meses a disponer de miles de canciones disponibles – y todo gratis. La comparación es como si en el mundo educativo los MBAs pasaran a ser gratis o los Ferrari estuvieran al alcance de todo el mundo.
Afortunadamente (para tí, Enrique) tu negocio está basado en un modelo tradicional de enseñanza que no ha sufrido un impacto negativo por la evolución de las TIC, sino todo lo contrario.

Tomado del blog de Enrique Dans, interesante por lo que dice él y por cómo responden sus lectores.